Proporciona mayor vitalidad

- En el corazón: Reduce el riesgo de problemas cardiacos disminuyendo el índice de problemas cardiovasculares.
- Reduce la acidez y ayuda a regular el pH del cuerpo.
-Ayuda a limpiar arterias, activa el sistema circulatorio y la función de regulación de temperatura.
-Finalmente es necesario considerar que el hacer deporte también incrementa las demandas de agua por ello las personas que realizan actividad física deben considerar en su rutina una adecuada hidratación antes, durante y después de ejercitar.